Quiso acariciar a un Panda y casi pierde una pierna

Las cámaras de seguridad de un zoológico oriental, captaron a un individuo ingresando al habitad del oso. A pesar de la ternura del aspecto del animal, este sigue siendo salvaje y atrapó al intruso con sus garras.

Luego de ingresar para, según se supo, impresionar a su novia, el muchacho tuvo que luchar con el animal para poder escapar con vida y sin perder ninguna de sus extremidades.

En las imágenes se puede apreciar como el oso comienza a manchar su piel con sangre humana.

Mirá (la carga del video puede demorar un instante)