La cárcel de Olmos: agua contaminada, superpoblación, insectos y muertes

Buenos Aires 19 de octubre de 2016 Por
El infierno por dentro. El infierno del encierro. El infierno de los que ya vivían en el infierno. El estado del penal de Olmos, oficialmente denominada la Unidad 01 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), es deplorable.
Facebook

Superpoblación, insectos y agua contaminada son algunos de los detalles que quedaron plasmados en el informe que se presentó anoche en el programa de Jorge Lanata.

En un recorrido al que accedió el periodista Ernesto Tenembaum se registraron imágenes de la realidad que viven los internos que se encuentran alojados en aquella prisión, ubicada a menos de 50 kilómetros del corazón de la Capital Federal.

Paredes destruidas, mugre de las instalaciones, basura por todos lados, baños rotos, ventanas sin vidrios, escasez de luz natural. Y la lista puede continuar así: hacinamiento, faltante de duchas, nula calefacción o refrigeración, abandono. Mirá algunas imágenes.

1

Según el informe de Tenembaum, en las cárceles del SPB hay plazas para 20.732 presos, aunque en ese espacio se alojan más de 34.096 personas. En el mismo penal de Olmos, hay 2180 internos, casi el doble de la población que se registraba en 2008. El 56% de los alojados todavía no tiene condena firme.

 

Algunos datos más:

5432

6

Por otro lado, en PPT también te mostraron los penales que reciben y distribuye agua contaminada en sus pabellones. El líquido al que acceden los presos está infectado con Escherichia coli, una bacteria que se aloja en el intestino perjudicando el tracto gastrointestinal.

7

 

EL VIDEO DE LA FURIA

Un enfrentamiento. Varias facas. Una misma finalidad. Al menos cuatro dúos. Una pelea campal entre presos quedó registrada en estas imágenes que se grabaron en el penal de Sierra Chica.

Según le confirmaron a TN.com.ar desde el SPB, en las últimas horas se emitió un sumario administrativo para determinar las responsabilidades de los guardias que “fallaron en la prevención y en las requisas” de la tenencia de armas o elementos punzantes en la prisión.

Por eso, personal de la Unidad Penal N°2 (como es llamada oficialmente aquella cárcel) serán interrogados en los próximos días. “Esto es lo que puede pasar a veces, hasta que la guardia armada interviene y los disuade ya que el penitenciario nunca está armado”, agregaron las fuentes oficiales.